En el  fin de semana, los murales pintados  en la escuela Sagrado Corazón, fueron dañados.

 

Algún inadaptado atacó con pintura en aerosol   este fin de  semana  los murales pintados   por el artista   “Lichi” Urteaga y su gente sobre  las paredes que rodean la escuela  religiosa.

 

Esta mañana  ya se pudo ver  que algunos sectores  fueron repintados, pero no aquellos  donde nuevamente hará falta la mano de los muralistas, que deberán restaurar   la obra.

 

Lamentablemente por el momento no se pudo aportar datos  de quienes pueden ser   él o  los implicados  en  el ataque sobre la propiedad.

               

               

               
 

            

                 

 

Hay 87 invitados y ningún miembro en línea

 

          Revista "El Lapiz"